lunes, 18 de mayo de 2015

ANDRES, NUEVAMENTE ANDRES EN MADRID. OTRO PASO GIGANTE Escribe: JAIME DE RIVERO

Foto: Cultoro
Escribe Jaime de Rivero

Hoy ha sido un gran día, no sólo para Andrés Roca Rey, sino para toda la afición peruana. Andrés no cortó trofeos, ni volvió a abrir la puerta de Las Ventas. Los imponderables del toreo se lo impidieron. A pesar de ello, Andrés triunfó y lo hizo sin necesidad de salir a hombros. Logró el objetivo que era ratificar la hazaña del pasado 19 de abril. Convencer a todos. Se fue de vació, pero su cotización ha crecido tanto como si hubiese cortados orejas.  

Inteligencia, identidad, variedad, poderío, clase y solvencia fueron las principales credenciales que lució durante la tarde. Todas arropadas en un inusual valor, jugándose el tipo con una frialdad pasmosa. También estuvo a merced de la tragedia, sobre todo en ese hachazo final del sexto, que felizmente terminó su ciego derrote cuando el pitón empezaba a tocar el cuello del torero.

La prensa española ha sido unánime en reconocer su valiosa actuación, incluyendo a los opinólogos más ácidos y también los desquiciados. Puso a todos de acuerdo. Y algunas voces, no pocas, ya hablan no de un torero con proyección, sino de una próxima figura del toreo. Así está escrito hoy en los diarios y portales, como un "diamante casi pulido".

Este ha sido otro paso enorme, de seguir en esa línea tiene asegurado una posición importante en el escalafón español de matadores de toros, y quizá, Dios lo quiera y la suerte acompañe, una figura del toreo que tanto necesitamos para defender la fiesta en el Perú. Enhorabuena a todos los peruanos.

18 de mayo, Las Ventas. 11va de la Feria de San Isidro. 6 Novillos de Conde de Mayalde. Posada de Maravillas (silencio y oreja), Clemente (silencio y silencio) y Roca Rey, (silencio y ovación).




3 comentarios:

  1. muy bonita spalabras

    ResponderEliminar
  2. Andres va para figura del toreo

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu articulo es concreto, preciso y muy bien escrito.

    ResponderEliminar